El láser para el melasma

julio 24, 2017

Adrián Ríos, MD

Es desalentador ver mejorar y empeorar el melasma con todas las terapias, incluyendo el láser. Todas las terapias efectivas son temporales y a largo plazo, quienes logran mantenerse sin manchas han cambiado las condiciones que las desencadenaron.

Ahora bien, lo claro es que la efectividad de cualquier tratamiento se debe verificar dando espacios cada vez más largos entre sesiones y el empeoramiento se debe reconocer muy temprano para poder controlar las condiciones que lo provocaron. Una situación muy frecuente es la protección inadecuada de la piel expuesta a un tratamiento que necesita aislamiento de luz completo  y esto solo se logra con camuflaje permanente. En las consultas iniciales es usual ver como el paciente insiste en que esta bien cubierta la piel pero el examen con luz ultravioleta muestra lo contrario. Otras personas llegan a la consulta sin maquillaje lo que evidencia que lo usan en forma irregular. Muchas personas insisten en que el protector solar es suficiente. Hay que recordar que si la mancha se ve es porque esta captando luz y esto implica su estimulo. Actualmente existen materiales de camuflaje muy estéticos los cuales pueden ser utilizados hasta en hombres sin que se noten.

La utilización del láser no debe interrumpir el manejo médico. Las sesiones láser puede ser iniciadas cada 8 a 15 días.  El uso de los despigmentantes deberá mostrar su efectividad en espacios de valoración bimensual o trimestral y así a largo plazo, se podría llegar a la situación de no tener que contener la hiperpigmentación con despigmentantes. El paciente que va poco o poco dilatando la aplicación de estos, termina observando que habrá un momento en que no mejora más y que la dilatación de su aplicación tampoco lo empeora, y así entonces deberá mantenerse con lo que haya mostrado efectividad durante el tratamiento.

Un aclaramiento muy rápido se consigue cuando las manchas no son muy oscuras con terapias de exfoliación químicas o con láser al iniciar el tratamiento, de allí en adelante la respuesta es más lenta.El aclaramiento inicial con láser de una mancha muy oscura es igual a la que se observa posterior al láser con los tatuajes muy oscuros: Nula. Se comienzan a observar efectos entre el tercer y cuarto mes.

 

 

 

 

Un año de manejo con láser más despigmentantes en donde se evidencia que si bien la mancha es menos notoria a simple vista, es todavía observable con una lámpara de luz ultravioleta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En presencia de complicaciones del manejo médico como las hipopigmentaciones en “confeti”  la piel afectada tendría que ser tratada con el láser:

El láser a utilizar es el Fraxel ® debido a su capacidad de remodelación de las estructuras afectadas por este trastorno

Otra complicación del tratamiento médico que debe ser resulta con láser es la ocronosis, el tratamiento es la microcirugía con láser Erbio-YAG (Fotona® R08):

Publicado en Noticias

Comentar

Top