Envejecimiento de la piel

El tratamiento del envejecimiento con láser cumple pasos que consiguen la adherencia del paciente siempre y cuando sean dados sin sacrificar un día de trabajo o reunión social. 

Lo primero que se consigue con una estrategía más segura es disminuir la opacidad de la piel:

2016060220160708

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Una segunda sesión acumulará más actividad del láser y dará tiempo para observar ya efectos en la textura, la piel comienza a tornarse más lisa:

2016052420160728-1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una tercera sesión consigue resultados en el control del pigmento y comienza a recuperar la caída de las mejillas:

2016060220160827

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El envejecimiento se manifiesta en la piel por la presencia de las siguientes 6 características las cuales resumimos en el acrónimo “PAVLOT”. 

P = PIGMENTO 
A = ARRUGAS 
V = VASCULAR 
L = LIPODISTROFIAS 
O = OPACIDAD
T = TUMORES 

Uno de los trastornos de pigmento que más se consulta son las manchas que aparecen en el dorso de las manos. Los médicos denominamos léntigos a estas lesiones debido a que se parecen a pequeñas lentejas. Existen evidencias recientes de que muchos casos pueden en realidad ser verrugas y es por esto que muchos tratamientos no logran erradicarlas. Los láser ablativos son más directos debido a que pueden erradicar lesiones muy pequeñas y numerosas.

 

Pigmento

Las manchas pueden ser café, negras, rojas o blancas. Corresponden a cambios estructurales de los componentes que dan color a  la piel: Pigmento y vasos . En esta alteración es en donde más efectividad tienen los láseres.

Léntigo

rejuvenecimiento03_A

Desaparición de la lesión con láser Nd-YAG conmutado

Desaparición de la lesión con láser Nd-YAG conmutado

Arrugas

La causa principal de las arrugas es la descompensación entre las diferentes estructuras de la piel.

Si la motricidad es muy fuerte, se exagerarán en la gesticulación. En el tercio superior de la cara la solución más aceptada es la aplicación de la tóxina botulínica. Los pliegues que se acentuan con otras expresiones aparecen epoca más tardía y son causa de la pérdida de la tonicidad de la piel. 

La piel se observará más delgada o flácida cuando pierde estructuras de sostén. El láser se utiliza con la intención de contener y estimular; debería comenzar a utilizarse desde muy temprano, antes de los 40 años de edad. El estado avanzado de descolgamiento de las mejillas y el cuello solo tiene solución quirúrgica.

Una vez se definen arrugas fijas alrededor de la boca, en el entrecejo, en la zona superciliar con frecuencia y en especial en la piel más gruesa, no se aplanan con rellenos por el contrario, se acentúan. El láser se utiliza para aplanarlas. Otras arrugas finas de consulta frecuente se localizan en el centro de las mejillas usualmente en piel muy delgada. La combinación frecuente de láseres y rellenos superficiales logran aplanarlas.    

Pérdida del brillo de la piel, hiperpigmentación y Rítides.
Antes

Antes

Hay recuperación del brillo de la piel, despigmentación y atenuación de Rítides

Hay recuperación del brillo de la piel, despigmentación y atenuación de Rítides

Rítides periorales y caída de la mejilla
Antes

Antes

Atenuación de Rítides periorales posterior a dermoabrasión con láser de CO2

Atenuación de Rítides periorales posterior a dermoabrasión con láser de CO2

Vascular

Las telangiectasias y las dilataciones venosas aumentan con el tiempo y su eliminación conduce a un aspecto más sano de la piel. El patrón más típico es el micro-vascular que se asocia con cambios pigmentarios y arrugas en el cuello, la parte lateral de la frente y el área del escote. En estos casos el único recurso para atenuarlas es el láser pues en la medida de que se fortalece la piel, estos vasos disminuyen su calibre. Las venas de color violeta responden también aunque, reaparecen.

Poiquilodermia: Hiperpigmentación y telangiectasias
Antes

Antes

Después

Después

Poiquilodermia: Manchas y lesiones vasculares
Antes

Antes

Después

Después

Lipo-alteraciones

La grasa cambia su distribución a lo largo de la vida. Entre los 20 y 30 años de edad, la cara se torna de más redondeada a más angulada. En la madurez, la grasa subcutánea disminuye y se redistribuye.  Los cambios acentúan el adelgazamiento de la piel en el dorso de las manos, la piel del cuello, del escote, las mejillas y la frente. Los cambios en los huesos hacen más puntudos los malares y menos redondeada la barbilla. las sienes se tornan ahuecadas. El recurso más inmediato es la compensación de las zonas de hundimiento con rellenos de ácido hialurónico pues son más estéticos y de más fácil aplicación.

Pérdida de la grasa que rodea el malar
Antes

Antes

Efecto inmediato del relleno con ácido hialurónico

Efecto inmediato del relleno con ácido hialurónico

Opacidad

El cambio más temprano es la pérdida del brillo de la piel que da la juventud. Ocurre debido a que las capas de epidermis no se renueven con uniformidad. Las cremas exfoliantes permiten recuperar el brillo en los casos menos intensos pero el efecto del láser es mucho más predecible

Recuperación de la luminosidad y disminución de la pigmentación
Antes

Antes

Recuperación de la luminosidad y disminución de la pigmentación

Recuperación de la luminosidad y disminución de la pigmentación

Tumores de la piel

Con los años acumulamos diversas lesiones tumorales en la piel. Algunas semejan costras marrones que no despegan y se elevan (queratosis seborreicas). Aparecen también otras lesiones rojizas con escamas amarillentas que se adhieren y no despegan. (Queratosis actínicas). Otras semejan quistes de grasa los cuales, no se extraen con facilidad (hiperplasias sebáceas). Algunos lunares crecen y pierden color tornándose inestéticos. Por último, aparecen con mayor frecuencia las lesiones malignas las cuales, tratadas en forma temprana, evitan cicatrices deformantes. La microcirugía con láser es ideal en todos estos casos. 

Top