Envejecimiento de la piel

Adrián Ríos, MD

Existen diversos mecanismos para atenuar el envejecimiento de la piel en justa medida a los cambios que se nos van presentando con los años.

En la tercera década las personas han  perdido el aspecto redondeado de la cara pues, los tejidos grasos y óseos  (frontal, cigomáticos y mandibulares) se redistribuyen dando un aspecto más angulado. En los labios se observan los primeros cambios volumétricos y aparecen los primeros contrastes con los paquetes grasos genianos. La piel es posible que sea más difícil de hidratar en las mujeres y  algunos gestos comienzan a ser más notorios debido a la pérdida de elasticidad cutánea y el fortalecimiento de los músculos mímicos.  La piel ha comienzado a tornarse más oscura debido a que los patrones de cornificación cambian , se desajustan y la superficie no es ya tan uniforme.  En el cuerpo aparecen las primeras micro queratosis y fibromas. Los músculos y la piel son firmes pero algunos de nosotros, comienzan a crearse depósitos definidos de grasa en tronco y papada. Esta es la década de terapias de hidratación, masajes, dietas y la toxina botulínica (Botox ).

https://www.google.com/search?q=geniana&rlz=1C1OKWM_esCO809CO809&oq=geniana&aqs=chrome..69i57j0l5.1551j1j8&sourceid=chrome&ie=UTF-8

https://vdocuments.es/efectos-secundarios-de-los-implantes-tisulares.html

Viene la cuarta década, con cambios en el contorno facial más definidos, causados no solo por el recambio de los huesos y la grasa, la pérdida de resistencia del SMAS (Sistema músculo aponeurótico superficial) que enmarca y sostiene los músculos y los paquetes grasos se laxa en los septos fibrosos que unen grasa subcutánea y dermis cambiando la distribución de las fuerzas que unen músculos mímicos y piel, la grasa sin septos , la profunda, puede atrofiar, creando  hundimientos cada vez más notorios. La pérdida de la elasticidad de los ligamentos cigomáticos conducirá al descenso de las bolsas grasas malares acentuando el pliegue nasolabial y la pérdida de la elasticidad del ligamento masetérico provocará la caída de las mejillas. (jowl);  la epidermis acumula más pigmento, se definen zonas parecidas a pecas ( léntigos) en los pómulos , el dorso de manos, tronco  y miembros expuestos al sol, en donde además, aparecen francas verrugas planas. En el abdomen se adquiere la permanente tendencia a la acumulación de grasa. La piel allí es todavía firme. Seguimos con las dietas, el Botox , las terapias de hidratación cada vez más frecuentes e inefectivas. Comienza la era de los rellenos en la cara, las lipectomias, las segundas y terceras liposucciones; las dietas se tornan en hábitos, disminuir la ingesta desmedida de carbohidratos y aumentar el ejercicio. Todavía mantenemos un cuerpo para hacer buen ejercicio pero, algunos nos concentramos más en trabajar, es una década más productiva que la anterior y con mayores responsabilidades.

La quinta década es la de la ptosis. Todo se cae, las mejillas, los pliegues se acentúan y si no nos habíamos hecho el láser con la aparición de las primeras verrugas, estas serán más numerosas y elevadas; tendrán que quemarnos mucho más. En el abdomen la cosa no mejora y el ejercicio se convierte en peligro, bastante tenemos con cargar 10 o 15 kilogramos para todas partes a cada momento. El consuelo es que ya nos apetece tanto el azucar  y algunos encontramos en la “manga mental” la solución, no disminuimos de peso pero tampoco aumentamos más. Es la época de terapias de templamiento facial no quirúrgico en su mayoría, más botox, más rellenos, más láser para limpiar la piel. En general, las mujeres encuentran el tiempo para todo, los hombres no somos capaces. El asunto esta lejos de la vanidad de verse mejor, es todo lo contrario, es que ellas si son previsivas. Tal vez la explicación es que la menopausia con todos sus componentes, provoca un deterioro más rápido.    

De la sexta década en adelante llegan por fin las arrugas para todos, los cambios osteo-grasos de la cara definen el aspecto de las personas en esta década en adelante. Los que no habían tenido láser antes , se inaguran por cosas puntuales o extensas. En los hombres con alopecia, comienzan a molestar lesiones precancerosas rojas con escama adherente y las manchas se convierten en verrugas. Es la década de la ritidoplastia sobre todo para compensar el cuello de pavo, útil en las mujeres pero un poco más difícil en hombres sobre todo por las cicatrices que no se cubren por el corte de pelo masculino.  Para las personas que no han tenido antes terapias de templamiento no quirúrgico previas, ya es tarde. Estas terapias no provocan levantamientos mecánicos. Los rellenos compensadores tienen más indicación en zonas de hundimientos que en voluminizar para templar. La superficie de la piel pierde la textura y los métodos fraccionados se convierten en la única herramienta posible dado, de que contienen al provocar un recambio “obligado” de piel. Por tanto, son realizados muy seguido, a veces por tandas de sesiones y en otras sesiones un poco más agresivas con el inconveniente de tener que interrumpir las actividades diarias y conseguir enrojecimientos prolongados y riesgos innecesarios. La barriga ? , bien, ya no me preocupa, aprendí a comer y solo camino; el deporte es el peor enemigo de la salud, dicen los ortopedistas.     

Top