Dra. Andrea García

Dra. Andrea García

Ejerciendo la dermatología uno tiene dos enfoques: el quirúrgico y el clínico. Los cirujanos quieren los resultados y los clínicos el control de enfermedades. Mi interés en el láser nació de la parte en mi especialidad que consigue que las cosas se resuelvan, lo que me da satisfacción. Por eso tomé el láser como un complemento de mi práctica.

El láser resuelve casos en precisiones milimétricas. Es posible de un lado retirar las lesiones que molestan y renovar la piel para que no aparezcan más lesiones nuevas. Este enfoque se aplica desde el manejo del acné con láser hasta las terapias laser para el rejuvenecimiento. Además los pacientes pueden perfectamente y a gran velocidad acumular tantas lesiones, que algo hay que hacer para evitar que las nuevas aparezcan. Y muchas veces, no hay posibilidad de prescribir medicación para esto. Por último, muchas enfermedades dermatológicas se delimitan. Tenemos tumores típicos de zonas como la cara, el cuello, etc. La extensión no constituye un problema cuando se trata de cubrir zonas cuando se puede exponer a un cambio sin riesgos. En esto apenas hoy en día exploramos los primeros casos y estamos encontrando una alternativa aceptable.

La parte clínica de la dermatología tiene una actividad en el consultorio que disfruto mucho porque me queda muy fácil dar las instrucciones analizando el contexto de cada persona de lo que realmente va a escuchar y hacer. He tenido gran experiencia en esto desde mi práctica que me ha dado muchos pacientes fieles que aprecio.

Me considero una persona que busca la precisión constantemente y veo que el futuro es encontrar mejores formas de realizar procedimientos más exactos. Hasta ahora la experiencia me ha llevado a aplicaciones sinceras del láser en donde veo que no hay mejores opciones.

Tratamientos: Dermatología
Especialidad: Dermatológa
Top