Categoría: Noticias

1 julio 30, 2016

Resumen trabajo de grado de la Dra. Tatiana Leal. Edición de Adrián Ríos M.

  RESULTADOS DE TRATAMIENTO DE NEVOS MELANOCÍTICOS CON LÁSER

TATIANA LEAL SANDOVAL,ADRIAN RIOS,LINA MORÓN,MILCIADES IBAÑEZ PINILLA
UNIVERSIDAD DEL ROSARIO,BOGOTÁ 2013

Introducción

La indicación más común para la resección de un lunar es estética. Cuando la extirpación quirúrgica no encuentra limitaciones es el método más escogido pero, existen condiciones que llevan la intervención tradicional al riesgo de provocar cicatrices inestéticas. Las técnicas de remoción parcial han ganado mayor aceptación en los casos de lesiones superficiales, en donde la remoción es completa. En los lunares más profundos, también pueden ser aplicadas y la mejor opción, el láser pues con estos las técnicas de retoque se posibilitan.

En este estudio cuantificamos la presencia de pigmento  posterior a cada intervención con láser y aspectos de la cicatrización como el eritema postoperatorio, la presencia de fibrosis y además cuantificamos el porcentaje de satisfacción de los pacientes.

La tecnica Quirúrgica con láser

20130722 (19) - copia

Nevus de Meischer vaporizado con láser Erbio-YAG. El control al año muestra cicatriz atrófica estética.

df: dermoscopia prequirúrgica

antes - copiaNevus de Meischer superficial con cicatrización sin cambios fibróticos ni pigmentarios

El láser posibilita el corte para cierre primario, el corte parcial tipo afeitado, y la vaporización del lunar.  La técnica se selecciona de acuerdo a la profundidad y extensión. Los lunares melanocíticos comunes en resumen son de dos tipos: Nevus de Unna generalmente localizados por fuera de la cara, son a menudo pediculados y los Nevus de Meischer que son los que de ordinario, predominan en la cara.

No indicamos intervención láser para el resto de los Nevus melanocíticos debido a que tienen condiciones limítrofes de benignidad. (Displásicos). El diagnóstico de benignidad de un lunar común alcanza niveles muy altos de sensibilidad y especificidad si las puntuaciones dermoscópicas son bajas.

Nevus de Unna

En los Nevus de Unna lo preferible es el afeitado puesto que el lunar es polipoide y superficial. El corte con incisiones para cierre primario podría dejar en el tronco y los miembros, cicatrices dilatadas 3 y 4 veces más grandes que la lesión original. El afeitado o la vaporización  más superficial deberá ser complementado con retoques en las áreas de presencia de pigmento en el postoperatorio.

Nevus de Meischer

Cuando Nevus es plano y pequeño con pocas estructuras en la dermoscopia, la vaporización es más rápida y exacta. Con este método se evita sacrificar la dermis sin lunar. Por definición, los nevus planos no tienen componentes profundos. La pérdida de continuidad dermica rompe el sostén y provoca pliegues o ensanchamientos tardíos.

Cuando los Nevus de Meischer pierden color son un poco más elevados y esto indica migración de nidos a la dermis. Los nidos son por lo general, centrales, lo que posibilita el afeitado o la vaporización. Las apariciones de pigmento postoperatorias son controladas con retoques. La presencia de pigmento profundo es indicación de resección completa y cierre primario.

1 NEVUS 1 - copia

Afeitado de Nevus de Meischer superficial en el dorso nasal. Nótese el plano superficial, el lecho quirúrgico inmediato y su nivelación posterior

La cicatrización

La control de la cicatrización de las heridas para cierre por segunda intención tiene una etapa inicial en la primera semana que es evitar infección y mantener condiciones para una más rápida epitelización. Esto se consigue mejor con la oclusión completa e impermeable del área intervenida. Después de la segunda semana el objetivo es facilitar  condiciones para la nivelación entre el lecho y los bordes no intervenidos. En este periodo lo más funcional es la oclusión con cinta y cuando se nivela , se indican correctores.

20070725 - copia (2)

Los retoques:

Con los retoque se completa la resección del lunar

Persistencias de pigmento para retoque

Metodología

Estudio observacional longitudinal de antes y después de la intervención inicial con láseres de CO2 y Erbio-YAG  con técnica de afeitado y vaporizaciones bajo microscopio. Cohorte histórica entre 1996 y 2012, con historias clínicas que registraron las variables analizadas.El estudio fue evaluado y aprobado por parte del Comité de Ética en investigaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad del Rosario.

Resultados

Cohorte de 90 lunares intervenidos,  70% de población femenina y 30% masculina.

Edad promedio  27,59 (+/- 6.8 años), (18-51 años)

81,1% Fototipo 4, 2,2 % Fototipo 5, 16,7% Fototipo 1-3

Nevus de Mesicher  98,88%,  Nevus de Unna 1,12%

Área Anatómica

El área más frecuente fue la cara 72%

Diámetro y área de la lesión

94,45% igual o menores de 7 mm

Dermatoscopia y Examen de Patología

Se encontró que la frecuencia de evaluación de las lesiones por dermatoscopia fue del 90% (81 casos), el 10% (9 casos) examen patológico.

Retoques:

32%  (29 lunares) no requirieron retoques.

63% Requirieron retoques. Un retoque 27,86% 1-9 retoques 90%.

Duración del eritema cicatricial:

 1 a 6 meses   76,63 % de los casos

% Pigmento Residual

La mayoría con menos del 20% del pigmento original.

Cicatriz

Se encontraron 54 casos (60%) en los que quedó algún tipo de cicatriz, y en los 36 casos restantes (40%), el tejido quedó indemne, sin rastro de intervención alguna.

De los 54 casos en los que se evidenció cicatriz, fue de características estéticas el 62,99% (34 de los casos), y se valoró al momento del control como no estética el 37,01% (20 casos).39 pacientes presentaron cicatrización anormal, con una mayor frecuencia la presencia de cicatrización hipertrófica en 22 casos (56,41%), seguido por la atrófica en 15 casos con el 38,47%, 2 casos tuvieron cicatrización de tipo queloide.

Cicatriz y zona anatómica

Las siguientes zonas siempre desarrollaron cicatriz: brazo (2 casos), cuello (2 casos), tórax (2casos), Lumbar (6 casos)

[su_table class=»tabla»]

Zona Anatómica Si Cicatriz No Cicatriz
Antebrazo 1 1
Brazo 2 0
Cuello 2 0
Dorso Nasal 3 1
Dorso 5 0
Frente 5 4
Glabela 0 1
Hombro 2 0
Labios 8 3
Línea Mandibular 1 1
Lumbar 1 0
Mano 1 0
Mejilla 16 23
Mentón 2 2
Surco Nasogeniano 1 0
Tórax 2 0
Pabellón Auricular 0 1
Región Preauricular 1 0
Total 53 casos 37 casos

[/su_table]

Satisfacción del Paciente

43,3% (39 casos)  100%, 74,44% que corresponde a 67 casos, tuvieron una satisfacción de más del 80%.

DISCUSIÓN

En una primera mirada es llamativo que una tercera parte de los casos tuvieran cicatrices inestéticas, pero debe tenerse en cuenta que la mayoría de casos fueron controlados antes de 1 año lo  que, nos sitúa dentro del  tiempo de cicatrización usual para heridas para cierre por segunda intención. También tenemos que reconocer que no se pudo recojer una buena cantidad de casos con resultados buenos debido a sesgo por mala documentación esto es, debido a la tendencia de solo tomar fotos de control a los casos complicados, de tal forma que al buscar fotografías para un estudio de este tipo predominan los casos que necesitan retoques o infiltraciones. Una evolución natural de la herida para cierre por segunda intención alcanza en el primer mes la completa epitelización y a partir del primer mes hasta el sexto, debe ocurrir  nivelación y  la disminución progresiva del eritema. Si la lesión es superficial este lapso se acorta a no menos de un mes, si es más profunda; el eritema y la nivelación  se demoran más de 6 meses. Mientras dure el eritema, se puede esperar mayor nivelación.

En una evaluación previa realizada hace 10 años recogimos niveles de satisfacción hasta 10 años posterior a la intervención y obtuvimos  niveles de satisfacción del 80% de las lesiones. Pudimos comprobar que a largo plazo las recurrencias eran bajas si no se presentaban en el curso del primer año. En este estudio fue encontrado un nivel de satisfacción alto, casi el 75% de los casos se calificaron con el  80% de satisfacción. Los pacientes parecen tolerar la necesidad de retoques debido a que la mayoría son puntuales.

En este estudio se encontró una alta cantidad de retoques acorde con la utilización del  Nd-YAG conmutado en el 37,5% de los casos  que como lo ya reportado por otros estudios, requiere un número alto de sesiones.

26% de los casos tuvieron grados variables cicatriz hipertrófica que incluyeron dos casos de respuesta queloidea. La única tendencia encontrada correspondió a la realización de procedimientos en áreas diferentes a la cara. Es destacable el resultado perfecto en el 40% de los casos. La evolución de la cicatriz fue controlada con infiltraciones.

Es notoria la no presencia de infección con esta técnica aunque no sea real pues si hemos observado algunos casos en general, secundario a la automanipulación de las heridas.

CONCLUSIONES:

La técnica de afeitado y/o vaporización con láseres de CO2 y Erbio-YAG más retoques lleva a un nivel alto de satisfacción de los pacientes consecuente con la disminución del tamaño y pigmento más la asistencia en el manejo de la cicatrización y el control del pigmento  en el postoperatorio con retoques.

Posted in Noticias
1 julio 30, 2016

Análisis de aclaramiento con láser comutado en 98 sesiones

GRADO DE ACLARAMIENTO DE TATUAJES POSTERIOR A UNA SESIÓN  CON LÁSER CONMUTADO

Adrián Ríos, Sylvia Juliana García Serrano, Milciades Ibañez Pinilla
Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario
Departamento de Medicina Estética
Bogotá D.C., Noviembre 01 de 2013

Introducción: El aclaramiento de los tatuajes no profesionales, negros, pequeños con muy poca tinta es inmediato posterior a la sesión con el reciente desarrollo de  láseres conmutados sin punto caliente (Q-Plus, Quanta,Inc). El aclaramiento de un  tatuaje negro más denso, del tipo profesional  es más notorio al tercer mes y el proceso continua  por unos 1-2 años sin sesiones adicionales sin llegar a ser completo. Los análisis de los factores que afectan la respuesta al láser conmutado  ya conocidas por estudios previos, no ha logrado identificar las causas de complicaciones como los cambios pigmentarios y las cicatrices secundarias al láser.

Objetivo: Evaluar el aclaramiento de tatuajes a plazos mayores de 3 meses y cuantificar la presencia de complicaciones.

Métodos:

Estudio longitudinal  de antes y después en 35 pacientes y 98 sesiones.

Dos evaluadores con entrenamiento previo en las escalas utilizadas para la evaluación, compararon dos fotografías entre dos sesiones.
Escala de cuartos. (No aclaramiento, aclaramiento leve, moderado y completo)
Escala de Quintos (Pobre <25%, Moderado 25-50%, Bueno 50-75%, excelente 76-95%, completo >96%).

Resultados:

La escala de cuartos tuvo mayor concordancia entre los evaluadores
Se obtuvieron grados variables de aclaramiento en el 96% de las sesiones a 8 meses de seguimiento promedio.  60% de las sesiones tuvieron resultados calificados como bajos. Cerca del 30% de las sesiones tuvo aclaramiento moderados ( 34 y 95%).  10% de las sesiones tuvieron calificación mayor del 75%.

36.7% de los tatuajes  eran profesionales, 56% no profesionales y 6,1% cosméticos.

84% de color negro.  73,5% negro oscuro y medio.

8 % presentaban colores rojo y verde.

8% presentaban color morado, naranja, amarillo,azul. Fueron también analizados debido a que estaban presentes con los colores analizados.

Cerca de la mitad de los tatuajes se localizaban en los miembros superiores.

Área de tinta promedio 16,6 cm2 (0,22-160).

Los láseres conmutados utilizados fueron Nd-Yag 1064 (83.3%), Nd-YAG 532 (11.3%) y Rubí (4.1%).

Se encontraron cambios significativos relacionados a la utilización de mayor fluencia (p= 0.05).

Las complicaciones ocurrieron en un total del 5.4% de las sesiones: Cicatriz 2%, hiperpigmentación 2% e hipopigmentación 1%.

Conclusión: Con intervalos de 8 meses los láseres conmutados obtuvieron bajas tasas de complicaciones, logrando decoloración en el 96% de los casos. Las causas de tasas de complicaciones más altas reportadas en otros estudios, podrían ser causa de la técnica utilizada y una selección menos  adecuada de los candidatos al tratamiento.

Palabras clave: Tatuajes, Láser conmutado, Nd-Yag, Rubí, Alexandrita,aclaramiento.

6 julio 30, 2016

Una herramienta vital para el postoperatorio del láser

Adrián Ríos, MD

Es una buena idea prescribir el camuflaje para la protección de la piel posterior al láser .

El camuflaje protege y da un mejor aspecto estético. El protector ayuda a proteger las áreas vecinas a la intervención y recomiendo aquellos con color puesto que «avisan» cuando han perdido su efecto.

En un tratamiento para el melasma su utilidad se manifiesta desde el primer día puesto la presencia de manchas muy oscuras hará que la absorción de longitudes de onda que usualmente son reflejadas sean ahora captadas y de esta forma se perpetúa la mancha a pesar de un uso riguroso de cremas y láser.

El camuflaje efectivo no es fácil, su efecto completo deberá ocultar la mancha todo el tiempo y allí comienzan los problemas, debe ser de aplicación rápida, que cubra y que no altere la textura de la piel. Cuando la piel es porosa recomiendo los de textura líquida, cuando se necesita algo rápido los compactos pueden ser más útiles. Los polvos matizan las irregularidades del color.

 

Posted in Noticias | Tags: ,
julio 30, 2016

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA

Universidad del Rosario Medicina Estética

Catalina Zuluaga López, Interna XII

Hacer esta revisión académica fue un reto personal, la bibliografía del tema es escasa y de época pretérita, aproximadamente de mediados del siglo pasado,  motivo por el cual tal vez se me escapan algunas áreas anatómicas. Esta limitación se debe a que se considera este tema como un tema ya revisado, las investigaciones actuales son limitadas, a pesar de que en la práctica médica se encuentran falencias al respecto.

A la hora de escribir del tema los autores han clasificado a los humanos generalmente en tres subgrupos de acuerdo a su origen étnico, en Asiáticos, Caucásicos y Africanos, sin encontrar estudios en población latina, por lo que hay que equiparar los resultados de los estudios hechos en la etnia caucásica y en la población afro descendiente los resultados de los estudios en la etnia africana. Aunque seguramente las características del pelo en nuestra población cambian, ya que se ha demostrado que el pelo es muy diverso en cuanto a sus características físicas y geométricas de acuerdo a las regiones geográficas.

En la literatura el área anatómica más estudiada es la cabeza, (1,2) En en el año 2005 r Loussouarn y cols. evaluaron 511 voluntarios (188 asiáticos, 216 afro descendientes y 107 caucásicos), a quienes se les evaluó  densidad del pelo,  porcentaje de los pelos en telogeno y tasa de crecimiento. Los resultados de la tasa de crecimiento de los pelos fueron: en el grupo africano 129-­‐436 micrómetros/día, en el grupo caucásico 165-­‐506 micrómetros/día y en el grupo asiático de 244-­‐611 micrómetros/día, sin encontrar diferencias significativas entre hombres y mujeres.Concluyendo que el pelo africano crece mas despacio que el pelo caucásico y este mas despacio que el pelo asiático. (1)

En una publicación del año 1965, en un estudio en el cual se midió la densidad del pelo, el grosor del pelo y la rata de crecimiento del mismo en la cabeza, realizado en 39 adultos sanos, 17 hombres y 22 mujeres, sin especificar raza, concluyeron que la tasa de crecimiento en la cabeza es de 3.44 mm en 10 días o de 0.344 mm/día. No se encontraron diferencias significativas entre sexos ni entre subareas de la cabeza, y no tuvo relación con la densidad pilosa.

La rata de crecimiento del pelo en áreas anatómicas diferentes a la cabeza ha sido menos estudiada y los pocos estudios publicados son del siglo pasado. En un estudio publicado en el año 1995, en donde comparan la rata de crecimiento del pelo blanco versus el pelo pigmentado específicamente en el área de la barba, concluyen que la tasa de crecimiento del pelo pigmentado era de 0.47 mm/día, mientras que la del pelo blanco era mayor con un promedio de 1.12 mm/día. (11)

La primer publicación acerca del pelo axilar (1971), de Pecoraro y cols., evalúa la densidad y la rata de crecimiento del pelo de la axila, estudio realizado en 126 voluntarios, concluyer que la rata de crecimiento del pelo en esta área anatómica, varía de acuerdo al sexo, la subregión (central, torácica y braquial) y el grupo etario, durante la maduración sexual la rata de crecimiento del pelo es mayor en hombres con respecto a las mujeres, sin encontrar cambios significativos en la adolescencia o en la senescencia. En ambos sexos y en todas las edades la tasa de crecimiento en el centro de la axila es más rápida con respecto a las subregiones torácicas y braquiales(4)

Pecoraro y cols, en 1979, compara  tricogramas del pelo púbico en hombres, mujeres, mujeres embarazadas y mujeres postparto, para concluir que en hombres y mujeres no embarazadas la rata de crecimiento del pelo disminuye con los años, siendo aproximadamente de 2.2 mm/semana durante la madurez sexual, y que durante el embarazo y el postparto no hay cambios en los parámetros del tricograma en el área púbica.(8)

Un estudio más completo publicado en 1951, evaluó la regeneración y la tasa de crecimiento de los pelos en hombres comparándolos con mujeres en diferentes áreas del cuerpo, obtuvieron como resultados los siguientes valores, en la corona y región temporal de la cabeza en hombres el crecimiento del pelo día fue de 0.34 mm, mientras que en mujeres fue de 0.36mm, la tasa de crecimiento de pelo en barbilla en hombres fue de 0.38 mm/día (única área que no se comparó con mujeres), en la región axilar la tasa de crecimiento del pelo en hombres fue de 0.31 mm/día y en mujeres de 0.29 mm/día, en el región del muslo la tasa de crecimiento de pelo en hombres fue de 0.22 mm/día y de 0.12 mm/día en mujeres, mientras que en las cejas fue de 0.15mm/día en hombres y de 0.16 mm/día en mujeres. Concluyendo que la rata de crecimiento del pelo de la cabeza es más rápida en mujeres que en hombres, incluso en la región temporal la cual no está asociada a alopecia androgénetica. Además encontraron diferencias de la tasa de crecimiento del pelo de acuerdo al grupo etario encontrando que esta disminuye significativamente con la edad y además que los pelos más largos como los de la cabeza o la barbilla tienen una rata de crecimiento más rápido con respecto a los cortos como los de las cejas .

La rata de crecimiento del pelo según un estudio realizado por Blume y cols., en la región de la frente fue de 0.03 mm/día y 0,13 mm/día en espalda, sin evidenciar diferencias en el crecimiento de pelo entre géneros ni edades.(3)

Se dice que la rata de crecimiento del pelo en las piernas es de 1 a 1.5 mm/ semana,9, 10 sin embargo no encontré algún artículo que hablara específicamente sobre la rata de crecimiento del pelo en esta área. Por lo que podemos concluir que la tasa de crecimiento del pelo en la cabeza varía entre etnias, sin encontrar diferencias significativas entre sexos o entre subáreas.

La rata de crecimiento del pelo en el área de la barba es de 0.47mm/dia si es pelo pigmentado, sin embargo no hubo comparación entre etnias, genero, ni grupos etarios. Mientras que en otras áreas anatómicas como en la axila si hay diferencias entre género, subareas y grupos etarios. La rata de crecimiento del pelo en el área púbica disminuye con los años y es equiparable en hombres y mujeres, sin encontrar diferencias en mujeres embarazadas o en postparto. En la región del muslo la tasa de crecimiento es mayor en hombres con respecto a las mujeres, mientras en las cejas no hay una diferencia significativa entre sexos.

Seria interesante que hiciéramos un estudio en las diferentes áreas anatómicas de la población latina, inclusive como nuestra población es muy heterogénea se podría clasificar de acuerdo al color de piel y a color de pelo.

[su_divider top=»no» size=»1″]

BIBLIOGRAFÍA 1. Loussouarn G, Rawadi C, Genain G. Diversity of hair growth profiles. International Journal of Dermatology 2005,44(Suppl. 1), 6–9. 2. Loussouarn G. African hair growth parameters. British Journal of Dermatology 2001; 145: 294±297. 3. Blume U. Verschoore M, Poncet M. The vellus hair follicle in acne: hair growth and Sebum excretion. British journal of dermatology 1993; Jul;129(1):23-­‐7. 4. Pecoraro V, Astore I, Barman JM. Growth rate and hair density of the human axilla. A. Comparative study of normal males and females and pregnant and post-­‐partum females. J Invest Dermatol. 1971 May;56(5):362-­‐5. 5. Choi H, Choi G, Kim E. Hair Greying is associated with active hair growth. British journal of dermatology. 2011 165, pp1183–1189. 6. Myers RJ, Hamilton JB. Regeneration and rate of growth of hairs in man. Ann N Y Acad Sci. 1951 Mar 27;53:562-­‐8. 7. Zhou j, Gu W, Collaudin C, Relationships between hair growth rate and morphological parameters of human straight hair: a same law above ethnical origins?. Imternational journal of Cosmetic Science, 2012, 34, 111-­‐116. 8. Astore IP, Pecoraro V, Pecoraro EG. The normal trichogram of pubic hair. Br J Dermatol. 1979 Oct;101(4):441-­‐5. 9. Barman JM, Astore I, Pecoraro V. The normal trichogram of the adult. J Invest Dermatol. 1965;44:233-­‐43. 10. Storey W, Leblond C. Measurement of the rate of proliferation of epidermis and associates structures. 11. NAGL, W. (1995), Different growth rates of pigmented and white hair in the beard: differentiation vs. proliferation?. British Journal of Dermatology, 132: 94–97. doi: 10.1111/j.1365-­‐2133.1995.tb08631.x 12. Randall VA, Ebling FJ. Seasonal changes in human hair growth. Br J Dermatol. 1991 Feb;124(2):146-­‐51. 13. Lynfield Y, Macwilliams P. Shaving and hair growth. The journal of investigative dermatology. 1970;55,3.

julio 30, 2016

PRESENTADO POR: 

VIVIANA POVEDA ACOSTA

MEDICINA XII SEMESTRE – UNIVERSIDAD DEL ROSARIO

PRESENTADO A: 

DR ADRIAN RIOS MORA

CIRUJANO DIRECTOR MEDICO – UNILASER MEDICA

BOGOTA DC – DICIEMBRE 2012

METODOS DE CONTEO DE PELOS PARA LA DEPILACION  LASER

El tratamiento con láser para la  depilación tiene como finalidad la definitiva  desaparición del pelo. Desde su inicio en el año 1996 se ha observado mayor efectividad en algunas zonas del cuerpo y en general en el tono de pelo más oscuro. Se observa durante el tratamiento con láser inicialmente un recrecimiento en un periodo de tiempo más prolongado que el observado con la cera/ rasurado u otras técnicas empleadas para depilación. [1] También se observa que el pelo tiende a recrecer en gran proporción con diámetros más delgados. Se ha observado además estímulo paradójico en algunas áreas  [2].

Los diferentes equipos muestran resultados muy diversos con relación a los distintos tonos de color del pelo y grosor. [3][4]  Con todo lo anterior, la correcta medida de los conteos de los pelos en diferentes intervalos de tiempo podría ser un factor básico en el seguimiento del tratamiento pues su reducción al mayor plazo (1 año) es el objetivo principal de este.

El conteo de los pelos es una variable cuantificable que determina el nivel de la reducción y también el cubrimiento total  del área del tratamiento. Se definirá  que la reducción del pelo es permanente siempre y cuando se registre  por periodos de tiempo  más largos que los que corresponden a la fase anágena del área tratada.[5]

El proceso de conteo de pelos debería tener registros más aproximados. Y, sin embargo, aún no se proponen métodos estándar de conteo para tratamientos de depilación láser. 9,10,11,12,13,14,15,16,17. Por lo general, los métodos de conteo se han descrito para el estudio de la alopecia. Pero, cuando se trata de medir zonas con superficie más  amplia  con diversidad de grosor, densidad y longitud del pelo estos métodos no son prácticos pues caen dentro de la evaluación a gran aumento y no evalúan en forma global la zona tratada. Por último algunos de estos métodos incluyen el tatuaje de zonas de control lo cual, en el ambiente de la depilación láser lo consideramos método imposible.

Cuando se busca como se obtuvieron las mediciones en diferentes artículos de depilación laser  se observa que se refieren al conteo “manual” o siguiendo métodos de conteos basados en fotografías. Al respecto, tenemos que comentar que, cuando se utilizan métodos fotográficos se encuentra una frecuente dificultad en el enfoque y encuadre de las fotografías, en la toma de áreas extensas completas que documenten pelos con grosor fino y hasta grueso o cuando se trate de las mayores longitudes del pelo.

En algún punto utilizando este recurso, llegamos a establecer rangos de densidades y grosor pues esto hacía más fácil el proceso de análisis del conteo. El proceso de valoración de grosor se estableció mediante un método de adiestramiento con base a la revisión del diámetro del pelo con el microscopio y a la determinación de los diferentes rangos: Fino ( 0,02- 0,04mm), medio (0,05-0,07 mm), grueso (0,08-0,09 mm)  y muy grueso (>0,10 mm).   En cuanto a las poblaciones recurrimos a establecerlas según convención general en Baja ( < 4 /cm2) , media ( 5-10 / cm2 ), alta ( 11-25/ cm2), muy alta (>26/ cm2)

Se describen como métodos “manuales” los que podría ser aplicados   para un conteo individual, en grupos de 5 o promediando una densidad para una superficie dada. En el presente estudio proponemos aplicar un método estándar estableciendo superficies con sus respectivas densidades en  rangos no solo en población sino también en grosor del pelo de tal forma, que se haga una apreciación previa a la sesión de la presencia de máximo dos zonas que tengan diferencia en población y en su defecto en grosor. La presencia de 3 zonas obliga a incluir en el tercer grupo más aproximado de los 2 tomados en cuenta.

Que el operador establezca dos grandes diferencias la da su posibilidad de enfoque bifocal del cual, carecen las cámaras fotográficas. Una vez sea determinado como máximo dos poblaciones/ cm2 se podrá reconocer una cantidad de pelo según la extensión de las áreas previamente demarcadas y mediadas.  Con esta distribución previamente establecida se podrá hacer un seguimiento mejor de las áreas con mayor o menor población y serán mejor evaluados los resultados de los equipos utilizados. El método por supuesto necesitará ser valorado con otras técnicas. Este trabajo tiene como objetivo dar a conocer nuestro método de conteo.

METODO DE CONTEO PARA DEPILACIÓN LÁSER

 UNILASER MEDICA

MATERIALES

  1. Lápiz blanco
  2. Regla o metro
  3. Cámara digital
  4. Foto-dermatoscopio

Luego se debe establecer la población objetivo que será igual a la cantidad de pelos a tratar. En este punto se deberá definir por inspección  la presencia de una o máximo dos rangos de población.

  • Densidad baja: ≤ 4/cm2
  • Densidad media: 5-10/cm2
  • Densidad alta: 11-25/cm2
  • Densidad muy alta: ≥ 26/cm2

En caso de poblaciones iguales y diferencias notables de grosor se escogerá las diferencias de grosor según los siguientes parámetros:

  • Fino: grosor 0,03- 0,04 mm en cara y > de 0.04mm en cuerpo
  • Medio: grosor entre 0,05 y 0,07mm
  • Grueso: grosor entre 0,08 y 0,09mm
  • Muy grueso: grosor mayor de 0,1mm

En las áreas ya definidas se realiza  la marcación con lápiz blanco delimitando las áreas que contienen los pelos a tratar dibujando la figura geométrica más aproximada.

Para facilitar determinar el área según la figura geométrica a la cual se asimile a dicha marcación. Escogeremos solamente las siguientes figuras:

1. Cuadrado

2. Rectángulo

3. Triángulo

4. Trapecio

5. Círculo

6. Óvalo

Cuando no es posible determinar una figura geométrica en el área demarcada, debemos realizar un conteo manual de los pelos, los cuales se deben marcar con lápiz blanco para realizar luego la toma de las fotografías.

Al tener calculada la superficie y la densidad se obtendrá el conteo total multiplicando la densidad de pelos por la superficie en centímetros cuadrados. En la misma zona será posible calcular dos rangos si se establece que cantidad de pelos en porcentaje ocupa cada uno de los dos rangos escogidos. En un ejemplo si se determina un área objetivo de un cuadrado de 10 cm2 ocupado por dos poblaciones en rangos alto y bajo en una proporción del 50% se entenderá que para una densidad alta y baja  de 16 pelos cm2  8 corresponden a cada una.

Realizamos medición con dermatoscopía en un área típica en todos los casos en una superficie de 1 centímetro cuadrado como apoyo a lo observado a simple vista e insistimos que se deberá verificar la población con el dermatoscopio la impresión que se obtuvo a simple vista y corregir el conteo en este momento para poder anotar en forma real las poblaciones de cada área o sub-área. Se toman los conteos del dermatoscopio con mayor rigor que los observados a simple vista y en lo posible en el mismo lugar entre sesión y sesión. En caso de no presencia de pelos en el área de referencia y presencia de pelos en otra zona se agregará una nueva zona y se tomará una nueva  dermafoto.

Al momento de realizar las fotografías, es importante tomar una foto inicial  la cual nos indicara la estimación del área, y nos servirá como panorámica de la zona, identificando la figura geométrica demarcada y el dermafoto seleccionado. Seguidamente se capta la imagen con el dermafoto asegurándonos primero de afeitar bien la zona, dejando los pelos entre 1-2mm de largo; puesto que sino lo realizamos al momento de revisar la fotografía el largo de los pelos nos dificultara el conteo. Por otro lado es primordial el uso de gel para lograr unas fotografías mas nítidas, y claras del área demarcada.

En el siguiente ejemplo se resume lo explicado anteriormente, escogiendo la zona del bikini, utilizando el rectángulo como figura geométrica para hallar el área (77cm). En el lado superior izquierdo se puede apreciar la dermafoto del área seleccionada, con una densidad de 7 pelos/cm2, con diámetros entre 0.05-0.07, para una población total de 539pelos.

Conteo de pelos(1)

CONTEO DE PELOS POR ZONAS

Esta técnica se debe usar en los casos donde no tenemos poblaciones homogéneas, en las áreas en las cuales existen pocos pelos y no hay densidades iguales en ella. Para esto al momento de realizar la depilación debemos ir estimando el numero de pelos tratados, llevando un conteo estricto del numero total encontrados así como el numero de zonas que se realizaron, para luego documentar lo encontrado.

Por ejemplo si el área a realizar es un bikini el cual al observar el espacio encontramos densidades desiguales o vemos pocos pelos, allí debemos usar esta forma, comenzamos a realizar la  depilación contabilizando los pelos tratados con el laser y el numero de espacios donde realizamos los disparos en esta área. Lo cual nos dará el resultado de la zonas totales y el conteo de pelos:  de esta manera en un segundo espacio podríamos contabilizar solamente las zonas de forma que por regla de tres podríamos hallar el numero de pelos en estas así como el numero correspondiente de disparos o visceversa.

Finalmente debemos tener en cuenta que cada uno de estos procesos deben repetirse en cada sesión, se deben tener en cuenta las mismas áreas y seleccionar la misma fotodermatoscopía. De igual manera se debe llevar un documento donde se registren cada uno de los parámetros anteriormente mencionados para lograr un correcto seguimiento y una depilación efectiva, segura y con excelente resultados.

BIBLIOGRAFIA

  1. Gutierrez, Claudia et al. “Depilacion con laser”. Cirugía plástica, volumen 15, numero 1, enero-abril 2005. 18-26p
  2. Garcia, Lorenzo. Sanchez, Angela. “Láser: ¿depilar o sacar pelo?”. Más Dermatol. 2011;14:22-25 doi:10.5538/1887-5181.2011.14.22
  3. Ibrahimi, Omar. Et al. “ Laser hair removal”    . Dermatologic therapy. Vol. 24, 2011, 94–107
  4. Sadighha, Afshin. “Meta-analysis of hair removal laser trials”. Lasers Med Sci (2009) 24:21–25
  5. http://www.accessdata.fda.gov/cdrh_docs/pdf12/K120737.pdf
  6. Sochor, Martin. “Comparison of hair reduction with three lasers and light sources: Prospective, blinded and controlled study”. Journal of Cosmetic and Laser Therapy, 2011; 13: 210–215
  7. Mounsey, Anne. “Diagnosing and Treating Hair Loss”. American Family Physician. August 15, 2009 ◆ Volume 80, Number 4
  8. Vera H. Price. “Changes in hair weight and hair count in men with androgenetic alopecia after treatment with finasteride, 1 mg, daily”. Journal of the American Academy of Dermatology . Volume 46, Issue 4 , Pages 517-523 , April 2002.
  9. Wasko CA, Mackley CL, Sperling LC, Mauger D, Miller JJ. “Standardizing the 60-Second Hair Count”. Archives of Dermatologic. 2008;144(6).
  10. C.S. Haak, “Hair removal in hirsute women with normal testosterone levels: a randomized controlled trial of long-pulsed diode laser vs. intense pulsed light”. British Journal of Dermatology. 2010 163, pp1007–1013
  11. Ferra´ndiz L, et al. Tricoscopia. Piel (Barc., Ed. impr.). 2011. doi:10.1016/j.piel.2011.01.014
  12. MªA Fernández Pugnaire, C. Serrano Falcón, S. Serrano Ortega. Dermoscopia en tricología: tricoscopia. Med Cutan Iber Lat Am 2011;39(5):211-219.
  13. Rakowska, Adriana. “Trichoscopy (hair and scalp videodermoscopy) in the healthy female. Method standardization and norms for measurable parameters”. Journal Dermatology  Case Rep 2009 1, pp 14-19
  14. Lopez, V. “Usefulness of TrichoScan professional in the evaluation of hair loss in females. Report of 180 cases”. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. 2011, 25, 1068–1072
  15. Ulrike Blume-Peytavi, et al. “Hair Growth Assessment Techniques”. Chapter 8.
  16. http://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/2195/GMA_TESIS.pdf?sequence=1
  17. Piérard, G.E. “EEMCO guidance for the assessment of hair shedding and alopecia”. Skin pharmacology and physiology. 2004; 17; 98-110.
  18. Małgorzata Olszewska. “Methods of hair loss evaluation in patients with endocrine disorders”. Endokrynologia Polska/Polish Journal of Endocrinology Tom/Volume 61; Numer/Number 4/2010.
  19. J. H. Baek, et al. “Effects of a new mild shampoo for preventing hair loss in Asian by a simple hand-held phototrichogram technique”. International Journal of Cosmetic Science, 2011, 33, 491–496

[su_divider top=»no» size=»1″]

[1] Gutierrez, Claudia et al. “Depilacion con laser”. Cirugía plástica, volumen 15, numero 1, enero-abril 2005. 18-26p

[2] Garcia, Lorenzo. Sanchez, Angela. “Láser: ¿depilar o sacar pelo?”. Más Dermatol. 2011;14:22-25 doi:10.5538/1887-5181.2011.14.22

[3] Ibrahimi, Omar. Et al. “ Laser hair removal”  . Dermatologic therapy. Vol. 24, 2011, 94–107

[4] Sadighha, Afshin. “Meta-analysis of hair removal laser trials”. Lasers Med Sci (2009) 24:21–25

[5] a href=»http://www.accessdata.fda.gov/cdrh_docs/pdf12/K120737.pdf»>http://www.accessdata.fda.gov/cdrh_docs/pdf12/K120737.pdf

1 julio 30, 2016

Estudio de los casos con más de 20 sesiones

Ríos Adrian , MD – Sánchez Sergio, MD

Medicina estética, Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia

La hipertricosis facial es consulta médica estética común. En un estudio previo encontramos que en la depilación láser facial se requirieron más de 20 sesiones para obtener los mejores resultados. El objetivo del presente estudio fue encontrar el número promedio de sesiones con resultados mayores del 90% largo plazo.

Metodología: Entre  los años 1997 y 2012  ingresaron al estudio los pacientes que asistieron a  Unilaser médica con un intervalo libre de sesiones de mínimo 6 meses  a quienes se les había realizado al menos 20 sesiones en la cara. Se evaluaron los resultados con base al conteo manual de pelos inicial y final. Se evaluaron variables de tratamiento y paciente que afectaron los resultados.

Resultados: Ingresaron al estudio un total de 55 mujeres quienes recibieron tratamiento en un lapso promedio de 6 años (Rango 4-14).

El promedio de reducción total estuvo en 79,36 ±15,51 %   similar a lo reportado en otros estudios previos (77%).

Tiempo promedio de seguimiento 17,49 meses (Rango 6- 72 meses).

El color de piel trigueña  83,6% (n= 47).

89,1% presentó tonos oscuros de color de pelo.

Edad promedio: 32 ± 9,3 años.

18,2 % de las pacientes presentaban  impresión diagnóstica de Ovario Poliquístico (SOP) o hiperandrogenismo clínico.

Promedio de sesiones 27 (Rango 20 a 61).

El láser de Alexandrita fue utilizado en el 98% de las pacientes.

El número de Kilojulios acumulados y el porcentaje de reducción tuvo correlación inversa significativa (r= -0,383 , p= 0,04).

La fluencia promedio vs el porcentaje de reducción no tuvo correlación significativa (p=0,074).

El número de Kilojulios acumulados y el área tratada en cm2 tuvo coeficiente de correlación (r= 0.702) estadísticamente significativo (p <0.01).

El número de Kilojulios acumulados y el área tuvo un coeficiente de correlación (r= 0.702) estadísticamente significativo (p <0.01).

Al analizar el número de sesiones frente al porcentaje de reducción no se evidenció correlación estadísticamente significativa (r= -0,123, p= 0,370).

Se encontró correlación estadística directa entre el conteo inicial menos final de pelos y el área de tratamiento (r=0,619, p<0,001).

32.7% mostraron reducción > 90% (En 3 casos se encontró reducción del 100% y  el 3,63% (n=2) de los pacientes presentaron tasas de reducción por debajo del 50 %, con un 40% y 30,5% respectivamente).

Resultados depilacion de la cara(4)

Conclusiones :

El tratamiento de depilación con láser en la cara consigue en un tercio de los pacientes una  reducción mayor del 90% con promedios cercanos a 30 sesiones. Muy pocos casos tienen reducción  completa así como también, reducciones menores al 50%

Un mayor cubrimiento del área tratada tuvo mayor relación con el resultado que una mayor intensidad de energía en cada sesión o un mayor número de sesiones.

Palabras clave: SOP: Síndrome de ovario poliquístico Evaluación a largo plazo en mujeres tratadas con laser para depilación facial en uniláser médica Sánchez Sergio, Ríos Adrian

Posted in Noticias | Tags: ,
2 julio 29, 2016

Estudio de la depilación láser en Unilaser médica analizando las variables que más afectaron los resultados.

Resultados de la depilación láser a largo plazo con seguimiento mayor de 1 año

Autores: Dr. Adrián Ríos, Dra. Liliana Ballesteros

Departamento de Medicina Estética y láser Universidad del Rosario, Unilaser medica, Bogotá, Colombia.

RESUMEN

Existen pocos estudios que hayan cuantificado valores totales de la energía utilizada durante el tratamiento de la depilación con láser (DL) con seguimientos mayores a un año. Estos valores los utilizamos hoy como referencia de análisis de casos complejos.

Objetivo: Evaluación de variables que afectan los resultados de la DL.

Diseño: Estudio Cohorte Histórica.

Metodología: Se analizaron 123 zonas con DL en 57 mujeres adultas latinas después de un año de seguimiento. Se compararon 4 zonas: Bikini, Axilas, Cara y  miembros inferiores.

Resultados: Se encontró reducción general del 87.6% posterior a seguimiento promedio de 2,4 años. El láser Alexandrita  fue utilizado en el 79.7% de las sesiones, otros equipos utilizados: Láseres Diodos, Rubí e IPL.  Áreas con características similares en grosor y densidad como las axilas y el bikini obtuvieron reducción similar en los conteos de pelo : 88%.El área de la cara obtuvo la menor tasa de reducción; 82%. Los miembros inferiores la mayor, 93,7%.

La mayor densidad de energía y cantidad de energía acumulada elevaron los resultados en la cara p<0.01 y los miembros inferiores p<0.05.

Se analizaron los casos con mejor reducción : Mayor del 90%  encontrándose relacionado a una mayor cantidad de sesiones: En la cara más de 24 sesiones   (p<0.039), en Axilas > 18 sesiones, En los  miembros inferiores >18 sesiones y en el área del bikini >12 sesiones.

En el curso del tratamiento 56% pacientes presentaron al menos una  quemadura la mayoría sin secuelas.

Conclusiones:

La reducción de pelo con la DL se afecta por la densidad y grosor del pelo encontrándose  mayor en los miembros inferiores, similar en las áreas de las axilas y el bikini  y menor en la cara.

La reducción de pelo aumenta en la cara a mayor número de sesiones y densidad de energía.

El número de sesiones para obtener más del 90% de reducción se encuentra entre 12 y 18 en las áreas estudiadas excepto en la cara (>24).

La complicación más frecuente es la quemadura superficial.

Palabras clave: Depilación láser, resultados a largo plazo, densidad y dosis total de energía. Alexandrita, Bikini, axilas, cara.

Posted in Noticias | Tags: ,
julio 29, 2016

Láser de CO2 ha sido el tratamiento más efectivo por más de 15 años para la remodelación de colágeno dérmico. Sin embargo, las complicaciones que se encontraron con las dermoabrasiones completas en la década de los años 1980-1990 fueron muy frecuentes.  Las técnicas  con láser CO2 fraccional  evitan las complicaciones relacionadas con las dermoabrasiones, pero los sistemas fraccionados no logran definir las lesiones en la cantidad de disparos que se requieren para su completa remoción. Cuando las lesiones son más densas no es posible con ningún sistema fraccionado evaporar en forma selectiva las lesiones que se deben tratar de forma individual. Para el efecto, se proponen varias sesiones que por lo general los pacientes no retoman cuando  estos tratamientos muestran la persistencia de las lesiones  a corto plazo.

Desde el año  2004  preferimos la técnica de punteo con láser en pieza de mano mínima utilizándolo de forma manual  disparando en medio de gel para evitar la dispersión del láser  y controlando la profundidad del disparo con potencia y duración del disparo. De esta forma se eliminan  lesiones bajo la guía del microscopio quirúrgico teniendo en cuenta que los retoques de las lesiones se hacen de forma individual y directa sobre las lesiones y no sobre mayores extensiones.

Se observado la utilidad de esta técnica  en:

  • Poiquilodermia
  • Foto-envejecimiento cutáneo
  • Hipomelanosis gutata
  • Lentigos
  • Cicatrices atróficas y estrías
  • Melasma
  • Telangiectasias

[su_row] [su_column size=»1/2″]

Zona del párpado inferior antes de la técnica fraccional

Zona del párpado inferior antes de la técnica fraccional

[/su_column] [su_column size=»1/2″]

Resultado inmediato posterior a la vaporización individual de las lesiones

Resultado inmediato posterior a la vaporización individual de las lesiones

[/su_column] [/su_row]

[su_row][su_column size=»1/2″]costras con pica pica[/su_column] [su_column size=»1/2″]postoperatorio pica pica[/su_column][/su_row]

Presencia de costras mínimas posterior a la sesión sin eritema

Se presentan hasta en el 10% de los casos  las siguientes  complicaciones:

  • Enrojecimiento  > 8 y < 30 días                    4%
  • Edema                                                          4%
  • Resultado no satisfactorios                          6%

No se observó cambios en la pigmentación, cicatrices, infecciones, dolor intolerable.

En nuestra práctica, estamos utilizando láser de CO2 (Surgilase TM) en el modo SuperPulse con 50 mm pieza de mano practicando disparos  entre 0,5 – 1 mm a través del gel. La distancia entre disparos se ajusta a la presencia de lesiones evitando la superposición de disparos.  La tolerancia máxima de la  piel se encontró  8-14 disparos /cm2 pero esta densidad en disparos coincidió con los resultados menos satisfactorios. . El enrojecimiento prolongado se presentó en el rango hasta 100/cmpero así mismo obtuvo los mejores índices de resultados.

[su_divider top=»no» size=»1″]

Técnica fraccional manual con láser de CO2
Adrián Ríos, MD
Olga Uribe , MD
Andrés Luque, MD